El verde greenery es el color tendencia del 2017 según el Instituto del color Pantone y nosotros estamos encantados de que este color fresco y luminoso nos acompañe durante este año. Nuestros diseñadores ya han comenzado a introducir este color en sus diseños, combinándolo con infinidad de texturas y diferentes paletas de colores. Queremos compartir con vosotros unos consejos para usar el nuevo color de moda:

Selva tropical: Si eres más atrevido, puedes optar por el contraste creando un espacio arriesgado y silvestre. Si cuentas con lugares amplios y has elegido colores oscuros para las paredes y la decoración, el verde greenery puede ser un gran aliado, dotando de luz al espacio y dirigiendo la atención a los lugares más importantes de la estancia.

Bosque encantado: Si, por el contrario, eres más conservador, siempre puedes combinarlo con tonalidades grises, que nunca fallan a la hora de decorar. Además, este verde combina especialmente bien con texturas cálidas como la madera, el mimbre y el cobre. Es un color muy versátil y capaz de captar la atención allá donde sea colocado.

Los más atrevidos han comenzado a utilizarlo en paredes y da muy buenos resultados, aunque primero hay que asegurarse de que el espacio elegido sea diáfano y con suficiente amplitud. Combinado correctamente, conseguirás un diseño lleno de luz, con aspecto juvenil y fresco.

Si pintar las paredes de este color te parece excesivo, puedes hacer todo lo contrario apostando por pequeños detalles verdes combinados con plantas y crear una línea de diseño natural y fresca. Siempre será una apuesta segura en los exteriores, pero conseguirás resultados satisfactorios en cualquier lugar gracias a la jugabilidad que da este color.